logo

 

Dende 1973 estudiando, divulgando e defendendo o patrimonio natural galego

antela@sghn.org

line decor
INICIO  
line decor
 
 


 

ANTELA: LAGUNA DESECADA,... REGADA... E INUNDADA

Tras la primera fase de desecación, el proyecto para el saneamiento y colonización de la laguna de Antela en aplicación de la Ley del 27 de diciembre de 1956 ya contemplaba una segunda fase para la transformación en regadío de las tierras “rescatadas para el cultivo” (véase Zapata Tejedor, 1967). Con tal fin se proyectó un trasvase desde la cabecera del río Arnoia, que no llegó a realizarse (véase apartado "La desecación de 1956"). En su lugar se instaló una compuerta en el canal principal de Antela, justo aguas abajo de la carretera N-525, y varias estaciones de bombeo para irrigar 612,7 de las 3243,7 ha desecadas.

Debido a la sequedad estival creciente en A Limia, por las razones antes señaladas, a principios del último decenio del siglo XX se desencadena una rápida expansión del regadío por los terrenos de Antela en secano y por el resto de la llanura limiana. Frente a la avalancha de demandas individuales de concesiones de agua para regadío, la Confederación Hidrográfica del Norte intenta impulsar la constitución de comunidades de regantes, pero el resultado no fue el esperado "pues no se han realizado ninguna de las obras de toma ni de conducción previstas" como indica la Dirección General de Desarrollo Rural (Consejería de Agricultura, Ganadería y Política Agroalimentaria, 2000, 2001), que, además, reconoce explícitamente el caos de aprovechamientos hidráulicos en A Limia en esos momentos:

  • La especialización en el cultivo de la patata "no se ha visto acompañada por una planificación de los recursos hídricos, lo que ha derivado en una explotación inadecuada de los cauces y en la construcción indiscriminada de numerosas balsas o pozos para aprovechar las aguas más superficiales".
  • "La demanda de riego está íntimamente ligada a las zonas donde se concentra la producción de patata... actuales captaciones en los cauces... pozos o balsas, la mayoría sin legalizar y que no garantizan el caudal suficiente en muchos de los casos".
  • "Existe una veintena de comunidades de regantes legalizadas y otra docena en trámite. Sin embargo, con la creación de estas comunidades de regantes no se ha podido poner fin a las tomas de agua indiscriminadas y sin ningún tipo de control, tanto de los propios integrantes de esas comunidades como por el resto de los agricultores."

Tras un primer plan, fallido por la oposición del organismo de cuenca, para el regadío de la llanura limiana con la construcción de hasta 300 azudes en los canales y cursos fluviales, se realiza un estudio y zonificación de la transformación en regadío en la comarca de A Limia (Consejería de Agricultura, Ganadería y Política Agroalimentaria, 2000). Las encuestas llevadas a cabo para dicho estudio revelan que:

  • "Sólo en la zona de Lamas y en el área de Antela actualmente en secano el agricultor estaría dispuesto a participar en la financiación del regadío pero nunca en una cantidad que suponga más del 30 % de la inversión".
  • "El 100% de los encuestados está dispuesto a correr con los gastos de mantenimiento de las obras y a la gestión de una nueva comunidad de regantes, excepto la Comunidad de Regantes de Antela, que pretende mantenerse al márgen de cualquier actuación que en materia de regadío se lleve a cabo en la comarca".

Ante las reticencias de los agricultores a cofinanciar las obras de un plan de regadío, en sus conclusiones el estudio oficial ofrece interpretaciones para soslayar la falta de cofinanciación por parte de los interesados ("... se trata de llevar el agua hasta la parcela, de manera que el agricultor asume el coste íntegro de la distribución del agua dentro de su propiedad. Ésto puede entenderse como una cofinanciación del plan...") y justificaciones para no exigir la lógica contribución de los beneficiarios ("lo que, unido a la necesidad de fijar población y rentas en la comarca, entendemos que justifica sobradamente que los costes de la transformación en regadío debiera asumirlos en su mayor parte, sino en su totalidad, las administraciones públicas"), planteando finalmente tres propuestas de actuación:

A) Propuesta de actuación 1. Contempla una superficie a regar (con aguas subterráneas) de 5155 ha, con un coste de 3346,7 millones de pesetas:
- Parte Baja del Limia "márgen S" (Lamas y parte de Ganade), 1040 ha.
- Entre Ríos (S. Pedro de Laroá y parte de Moreiras y Laroá), 980 ha.
- Parte Alta del Limia (Boado, Solveira y Piñeira Seca), 935 ha.
- Laguna de Antela en secano (Sandiás, Bustelo, Casasoá, Cortegada, Pena y Morgade), 2200 ha.

B) Propuesta de actuación 2. Contempla una superficie a regar de 8855 ha, con un coste de 6159,2 millones de pesetas. Se emplearían aguas subterráneas y superficiales, con la construcción de una presa en la parte alta del río Faramontaos para la zona Entre Ríos.
- Parte Baja del Limia "márgen N" (Couso de Limia), 250 ha.
- Parte Baja del Limia "márgen S" (Lamas y parte de Ganade, Mosteiro y Sabucedo), 2350 ha.
- Entre Ríos (S. Pedro de Laroá, Moreiras, Laroá, parte de Boado, Seoane, Faramontaos, parte de Xinzo de Limia y de Zós), 1965 ha.
- Parte Alta del Limia (Boado, Solveira, Piñeira Seca, Vilaseca, Abavides, parte de Zós), 2090 ha.
- Laguna de Antela en secano (Sandiás, Bustelo, Casasoá, Cortegada, Pena y Morgade), 2200 ha.

C) Propuesta de actuación 3. Contempla la puesta en regadío de "la totalidad de las zonas donde se observa cierta demanda de regadío", con una superficie a regar de 11745 ha y un coste de 10207,2 millones de pesetas. Se emplearían aguas subterráneas y superficiales, con la construcción de tres presas: una en la parte alta del río Faramontaos, otra en el arroyo de Cobas en Sabucedo y la tercera en el río Grande en Ganade.
- Parte Baja del Limia "márgen N" (Couso de Limia), 350 ha.
- Parte Baja del Limia "márgen S" (Lamas, Ganade, Mosteiro y Sabucedo), 2750 ha.
- Entre Ríos (S. Pedro de Laroá, Moreiras, Laroá, parte de Boado, Seoane, Faramontaos, parte de Xinzo de Limia y de Zós), 1965 ha.
- Parte Alta del Limia (Boado, Solveira, Piñeira Seca, Vilaseca, Abavides, parte de Zós), 2090 ha.
- Laguna de Antela en secano (Sandiás, Bustelo, Casasoá, Cortegada, Pena y Morgade), 2200 ha.
- Circunvalación de la laguna de Antela (Sandiás, Bustelo, Casasoá, Cortegada, Pena y Morgade), 2390 ha.

Una primera fase del plan de regadío, para la irrigación de los terrenos en secano de la antigua laguna, se somete a información pública en 2002 (Diario Oficial de Galicia nº 172, de 06-09-2002) para la tramitación legal de su estudio de impacto ambiental (EIA). Para este trámite, la Xunta de Galicia recurre a la vía de urgencia, con un plazo de alegaciones de 15 días, aunque la comunidad de regantes a la que va destinado el proyecto aún no tiene aprobada sus solicitudes de concesión de los aprovechamientos de aguas subterráneas que necesita para el proyecto de regadío, solicitudes que, casi simultáneamente, fueron sometidas al plazo habitual de 30 días de información pública por la Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Norte (B.O.P. Ourense nº 204, de 5 de septiembre de 2002). El EIA sometido a información pública presenta, al menos, dos severas deficiencias:

  • Al ser un EIA parcial para la 1ª fase y no integral para el plan de regadío global, ignora los seguros efectos acumulativos, o multiplicativos, de las distintas fases del proyecto sobre los recursos hidrológicos, los riesgos geotectónicos y los valores ambientales de la zona.
  • No cumple los requisitos legales de análisis de alternativas, pues únicamente considera la opción de sondeos a 100 m de profundidad, bombeo con motores eléctricos a balsas sobreelevadas de regulación y distribución posterior por gravedad para alimentar los regadíos por aspersión, obviando, por ejemplo, la evaluación de la posible utilización de sistemas más eficientes de regadío.
Pese a ello, el proyecto y su EIA reciben el dictamen positivo de la Consellería de Medio Ambiente y a mediados de 2003 comienzan las obras para el tendido de las tuberías de regadío y luego los sondeos para la captación de aguas subterráneas a 70 m de profundidad. Todas las obras se realizan sin la preceptiva aprobación previa del organismo de cuenca (en esas fechas, la Confederación Hidrográfica del Norte), que las legaliza a posteriori mediante Resolución del 28-03-2006, que concede un caudal máximo total de 1320 l/s, condicionado a que "en el dren principal de la Laguna de Antela se mantenga el caudal necesario para respetar las concesiones vigentes (505 l/s para la Comunidad de Regantes de Antela), además de un mínimo de 90 l/s como caudal de restitución medioambiental". Es decir, mediante esta Resolución la Confederación Hidrográfica del Norte aprobó que hasta un 95,3% de toda el agua disponible en la llanura de Antela se destine a la agricultura, dejando apenas un 4,7% para los ecosistemas acuáticos y cualquier otro aprovechamiento.

Carteles regadio

Fotografía: Carteles del Plan Nacional de Regadíos relativos al proyecto de "Transformación en regadío de la zona de secano de la Laguna de Antela. Comarca de A Limia (Ourense)" con una inversión total estimada de 12.997.522 € para una "superficie a modernizar" de 2087 ha (izquierda) y al "Proyecto de mejora y modernización del regadío de la comunidad de regantes de la Laguna de Antela (Ourense)" con una inversión de 3.535.170,86 € para una "superficie a modernizar" de 612,70 ha (derecha).

Como sucediera en su momento con las obras para la desecación de Antela, en apenas 4 años los costes reales de las obras del plan de regadío se disparan hasta 6.123,90 €/ha, un 57% más de lo inicialmente presupuestado (649.214 pts/ ha, de acuerdo con la "Propuesta de actuación 1").

Culminadas por fin, medio siglo después, todas las actuaciones de transformación hidrológica (desecación-regadío) de la llanura de Antela ideadas y comenzadas por el régimen de Franco, la situación actual es que HOY ANTELA ES UNA LAGUNA DESECADA, CUYAS TIERRAS HAN DE SER REGADAS PORQUE LOS CULTIVOS NO SOPORTAN LA SEQUEDAD ESTIVAL Y CUYAS INSTALACIONES DE REGADÍO HAN DE SER PROTEGIDAS DE LAS INUNDACIONES INVERNALES RECURRENTES:

Respuesta de la Dirección General de Infraestructuras Agrarias (Consejería de Política Agroalimentaria y Desarrollo Rural) a la pregunta hecha sobre el EIA por la Consejería de Medio Ambiente: "De acuerdo con las condiciones de oscilación superficial del nivel freático en el invierno, donde en muchos casos se sitúa por encima del terreno, la construcción de las casetas se proyecta en superficie para albergar los hidrantes, valvulería, caudalímetro y demás aparataje en aras a evitar posibles disfunciones de los mecanismos por inundación".

Como ejemplo de la situación actual de las tierras de Antela basten las siguientes imágenes tomadas durante la inundación de la última semana de 2009, aunque el nivel del agua volvió a alcanzar una cota muy similar en la última semana de febrero de 2010.

Fotografía: Vista panorámica de la inundación de la zona de Antela el 31-12-2009 desde la torre de A Pena; a finales de febrero de 2010 se repitió la inundación con una cota muy similar. En ambos casos la cota máxima alcanzada fue algo inferior a la de diciembre de 2000 (véase fotografía en apartado Siglo XX).

Fotografías: Cartel de la obra de "Transformación en regadío de la zona de secano de la Laguna de Antela, Comarca de A Limia (Ourense)" situado en una parcela parcialmente inundada, como se aprecia con claridad en el detalle ampliado a la derecha (31-12-2009).

Fotografías: Parcela totalmente inundada con el hidrante para el regadío al fondo, como muestra claramente el detalle ampliado a la derecha (29-12-2009).

Fotografías: Parcelas totalmente inundadas a ambos lados de la carretera entre A Corga y Folgoso con un hidrante para el regadío en primer plano y, al fondo (detalle ampliado a la derecha), toneladas de gallinaza a las que alcanza la inundación con la consiguiente contaminación directa de las aguas por microorganismos fecales, antibióticos y nutrientes que promueven la eutrofización de los medios acuáticos (31-12-2009).

Hidrante_03 Hidrante_Torre
Fotografías: Dos parcelas totalmente inundadas con los respectivos hidrantes para el regadío en primer plano; en la imagen de la derecha se distingue con facilidad la torre de A Pena al fondo recortándose contra el cielo (29 y 31-12-2009).

Fotografías: Compuerta en el canal principal sobrepasada por el nivel de la crecida el 29-12-2009; dos días después estaban incluso cubiertas las pequeñas plataformas de rejilla metálica y barandilla amarilla que hay a ambos lados.

Fotografías: Hipódromo e instalaciones anejas construidas por la Diputación Provincial de Ourense en la parcela que recibió del IRYDA para dedicarla a experimentación y formación agraria. En el detalle ampliado a la derecha se ven los caballos "acorralados" por la inundación el 31-12-2009.