logo

 

Dende 1973 estudiando, divulgando e defendendo o patrimonio natural galego

sghn@sghn.org

line decor
  INICIO   
line decor
   

En ocasiones veo grelos

Galicia no soporta el zum

Santiago de Compostela, 11-09-2016

"Hace unos días, la propietaria de un establecimiento hotelero de una villa rural me contó una bonita historia. Una mañana de finales de los noventa, Manuel Fraga y su comitiva pararon a tomar un café en su local y el presidente, agradablemente sorprendido por la decoración, se preguntó: «¿Por qué no he inaugurado yo esto?». Pocos días después, el local fue inaugurado por don Manuel en medio de la algarabía y el bullicio general, aunque llevara meses funcionando; por supuesto, con partida de dominó incluida.

A los políticos les gusta mucho inaugurar cosas. El expresidente Fraga llegó a cortar la cinta de inauguración de una cascada en la desembocadura del Xallas. El actual alcalde de Vigo también inauguró un dinoseto, y no faltan fotos en la red de la fiebre de inauguraciones de rotondas con fuentes, aceras y tanatorios. Siempre me ha extrañado que a alguno de nuestros políticos no se le haya ocurrido inaugurar el Cañón del Sil, los acantilados de San Andrés de Teixido o la depresión de Maceda, porque piensan que su contribución al origen del relieve terrestre ha sido mucho más relevante que la de cualquier proceso geológico.

La cuestión viene a cuento de los comentarios en televisión y prensa sobre el maravilloso paisaje gallego que nos ha mostrado la Vuelta a España; los comparto. Nadie con sensibilidad puede negar la belleza de la ensenada de Vilarrube en Cedeira o de los viñedos de Doade en A Ribeira Sacra.

Es verdad que el panegírico ha llegado a extremos delirantes en los que parecía que era la estabilidad de Gobierno la responsable del basculamiento de los bloques o de los sedimentos fluviales, pero son sitios muy bonitos.

 

El problema es que, cuando uno se acerca y se baja del helicóptero, ve la realidad. Plantaciones de pinos y eucaliptos que parecen no tener fin, pistas sin sentido, viviendas que en nada se integran en el entorno y pueblos destrozados creados sobre formas de gran belleza que contrastan, por ejemplo, con lo que vemos en las etapas de Asturias, Navarra o del Pirineo. Aquí sí que hay responsabilidad de conselleiros, de alcaldes y de ciudadanos y no en la Orogenia Hercínica que, por lo que sé, es anterior a todos ellos.

Piénsenlo. El pueblo de Ares es un ejemplo de cómo destrozar una magnífica ensenada y la nave del puerto de Combarro hiere la sensibilidad de cualquier tipo medianamente normal; la red viaria de los alrededores de Ourense está diseñada por un niño enfurecido y las canteras de O Courel y Valdeorras son un escenario propio de un episodio de Mad Max. Ahí sí hay responsabilidad de la Administración y no en lo que ocurrió en el período Ordovícico que, por cierto, cualquier día inaugurarán.

Me gusta mi país, y la Vuelta a España, pero como dice mi amigo el geógrafo Augusto Pérez-Alberti, una de las personas que mejor conoce este territorio castigado, el problema de Galicia es que no soporta el zum."

Artigo de opinión de Javier Guitián (Catedrático de Botánica da Universidade de Santiago de Compostela) orixinalmente publicado en La Voz de Galicia do 09-09-2016 e reproducido cos permisos do autor.